Flexibilidad y seguridad  

Comprar una propiedad es una acción que protegerá tu futuro y tus finanzas en caso de que ocurra una emergencia económica o personal.

El retorno de inversión tiende a elevarse

Cuando inviertes en bienes raíces con un propósito comercial, la propiedad tiene una rentabilidad que puede ser muy útil. El retorno de inversión se calcula dependiendo de las condiciones de compra, la plusvalía y el flujo de dinero que la propiedad obtenga después de ser adquirida.

Apoyo a la economía local

Al comprar una casa no solo te beneficias a ti o a la institución financiera que te apoyó a adquirirla, también a todos aquellos prestadores de servicios del hogar en un espacio local; desde arquitectos, albañiles, herreros, cerrajeros, carpinteros; por lo tanto en el momento en el que compras una casa, pones a trabajar una secuencia de servicios y esto incentiva la economía de tu ciudad, generando empleos y oportunidades que también puedes aprovechar a tu favor.

Se mantienen activos los ingresos

Si se mantienen estáticos los ingresos que se reciben mensualmente, es una garantía que se perderán en situaciones que parecen necesarias o urgentes y se perderá la oportunidad de invertir en bienes raíces oportunamente.