Antes de rentar tu casa o departamento, ya seas el arrendatario o arrendador, debes de revisar bien tu contrato punto por punto. Es mejor evitar malos entendidos y futuros problemas, para ello queremos compartir la siguiente guía.

​Nombres y partes

En el contrato deben de venir los nombres completos del propietario y el inquilino que estarán ligados al contrato. También recomendamos incluir el obligado solidario en el contrato.

​Descripción del inmueble

Es esencial establecer la dirección y número del inmueble en algunos casos se incluyen más detalles de la propiedad.

​Monto de renta

Se debe incluir el monto de la renta para evitar malos entendidos y definir que día de cada mes se deberá pagar la renta.

​Depósito inicial

Se debe agregar el monto que se dejó como garantía y los términos para que este sea devuelto al inquilino al dar por terminada la renta.

​Terminación del contrato

La terminación del contrato se puede establecer mediante una fecha específica o por medio de una condición. La condición depende de la razón por la que el propietario decide terminar el contrato y lo mismo aplica para el inquilino.

​Cargo por retrasos de pago

También se puede incluir el cargo adicional por un retraso de pago de la renta por parte del inquilino, este puede ser por día o semana de retraso.

​Servicios incluidos

Es importante mencionar si incluirán servicios o no, y cuáles servicios estarán incluidos en la renta para evitar malos entendidos. Los servicios pueden incluir agua, luz, internet, entre otros.

​Mascotas

Un punto clave es establecer si se permitirán mascotas dentro de la propiedad, en caso de que se permita, se tiene que detallar las limitaciones en cuanto especies y tamaños.

​Reparaciones del inmueble

Es muy importante dejar en claro quién será el responsable de las reparaciones que puedan surgir en la casa o departamento. En caso de ser responsabilidad del inquilino, se deberá establecer si el monto de reparación se incluirá o no en la cuenta de mensualidad de la renta.

​Condiciones

Se recomienda tener evidencia previa del inmueble con fotos y videos antes de iniciar y firmar el contrato. Al mismo tiempo dejar por escrito a detalle las condiciones en que se entregó la casa o departamento y la responsabilidad del inquilino en mantenerla sin daños hasta la vigencia del contrato.