1) Valle de Guadalupe/Baja California

  • La fuerte tradición vitivinícola atrae a los amantes de la vida sibarita y los buenos vinos hasta esta región privilegiada, trazada por impresionantes paisajes.

2) Los Mochis/Sinaloa

  • Se le considera la puerta de entrada para vivir un de los recorridos más inolvidables de todo México: la travesía en tren por las Barrancas del Cobre. Aunque por sí mismo, Los Mochis ofrece a los visitantes hermosas playas y una importante propuesta de viaje.

3) San Carlos/Sonora

  • Los tonos que pintan el cielo al atardecer adquieren matices violetas, como en ningún otro refugio de México. Por ello, es ideal para encontrar la relajación y paz que las personas están buscando

4) Tequila/Jalisco

  • Las plantaciones de agave azul, el volcán y tradiciones como la charrería, se combinan con una gastronomía deliciosa que dan forma a una lista muy extensa de atractivos. Localizado a aproximadamente hora y media por carretera desde el aeropuerto de Guadalajara, el pueblo de Tequila bien vale la pena una escapada.

5) Mazatlán/Sinaloa

  • El destino turístico se ha consolidado como la propuesta más atractiva de sol y playa en el norte de México. El clima, sus escenarios naturales y la práctica del surf convierten a la Perla del Pacífico en un centro vacacional en tendencia. Ahí se puede disfrutar de los mejores mariscos del país.